Funko Pop de Dr Strange

Protege tu portal con tu Funko Pop de Dr Strange

La historia de como el Dr Strange se convirtió en lo qué es hoy en día es una historia de entrañable superación y dedicación humana. El Dr Strange antiguamente era un médico cirujano de gran reputación, hasta que un día a causa de un accidente tuvo que ser él quien fuese intervenido quirúrjicamente, curiosa casualidad del destino que su zona más afectada fueran las manos, tras la operación la movilidad que tenía el Dr Strange era mínima, y por ello tuvo que decidir si dejar su profesión o buscar un método alternativo con el que curarse y recuperar la movilidad en sus manos, ya que ningún médico confiaba en que pudiese volver a empuñar un bisturí y entrar a un quirófano.

Poco después Dr Strange conoció a un hombre que había sufrido antaño un accidente el cual le había producido la parálisis completa irrecuperable, hoy en día, andaba e incluso era capaz de correr como una persona normal, su secreto no fue capaz de contárselo, lo que si le reveló fue la ubicación y la identidad de aquellos que habían sido capaz de recuperarlo. La ubicación era el Tíbet, y la identidad de las personas era unos monjes. Eso sí, le advirtió que su rehabilitación no fue nada fácil ni rápida.

Sin más dilación Dr Strange viajó al Tíbet y tras muchos esfuerzos fue capaz de encontrar a quienes buscaba. Sin embargo historias sobre energías naturales, portales astrales, energías vitales que fue lo que le revalaron los monjes en un principio le parecieron cuentos de hadas a un médico cirujano empapados en métodos empíricos de aprendizaje. Sin embargo la fé que fue despertando en el Dr Strange, y los resultados que fue consiguiendo lo llevaron poco a poco a lo que hoy en día conocemos. Un ser místico que protege la Tierra de cualquier invasor de otras dimensiones.

Su historia es más que entrañable, por eso os hemos traído la mejor colección de Funko Pop de Dr Strange para que recordéis que jamás hay que perder la fé como no lo hizo nunca nuestro Doctor y Superhéroe favorito.

Back to top